Seamos solidarios

Descuelgo el teléfono y hablo con mi primo, un enamorado [...]